FÚTBOL Y BRECHA ECONÓMICA

¿Cómo se juega la Champions League femenina y cuánto dinero reparte por premios?

24 de agosto de 2020 - 19:00 hs  |  Por Luty Gargini

Si bien todas las asociaciones que integran la UEFA están invitadas y habilitadas para participar en la Champions League Femenina, algunos de esos países no cuentan con una Liga de mujeres de nivel profesional y se abstienen de ser parte. En la edición vigente, que hoy comienza a disputar sus semifinales, estuvieron involucradas 50 naciones en total. Las campeonas se conocerán el domingo.
La Champions League es uno de los certámenes más prestigiosos y convocantes del fútbol mundial, además de ser uno de los que más dinero reparten. Sobre las ediciones en su versión masculina se sabe bastante. Sus partidos, sus detalles, los premios monetarios obtenidos, suelen ocupar grandes espacios en los medios de comunicación. Pero, ¿cuánto se habla de la versión femenina?
 
A diferencia del certamen masculino, a cuya fase final acceden 32 equipos que se dividen en ocho zonas y juegan todos contra todos para definir los 16 clasificados a octavos de final, en la versión femenina la cantidad de participantes es la misma, pero el torneo se disputa completamente a eliminación directa. En total, se juegan 96 partidos menos.
 
El cuadro eliminatorio se conforma en dos etapas: algunos clubes acceden directo y otros deben clasificarse en una fase previa. El número varía año a año según la cantidad de equipos inscriptos para la competencia: hay países que no todos los años cumplen con los requisitos de elegibilidad.
 
En la actual temporada, 22 conjuntos se metieron directamente en el cuadro principal: las campeonas y subcampeonas de las ligas ubicadas en los 10 primeros puestos del ranking que elabora la UEFA, más las campeonas de los certámenes que ocupan el lugar 11 y 12. Las plazas restantes se definieron a través de 10 cuadrangulares clasificatorios, que disputaron las subcampeonas las ligas 11 y 12 y las campeonas de los torneos locales de todas las demás federaciones nacionales: cada mini torneo se jugó en una sede única en partidos de todos contra todos a una rueda y sólo las ganadoras accedieron a la fase final para completar la Ronda de 32.
 
En términos de comenzar a equiparar las competencias de ambas ramas, en diciembre de 2019 la UEFA anunció una reestructuración total para la versión femenina de la Champions, que pasará a disputarse en un formato similar a la masculina, aunque con 16 equipos en la fase de grupos. Los cambios también incluirán una modificación de las etapas previas, que permitirá la ampliación de la cantidad de participantes: las seis mejores ligas clasificarán a tres equipos por temporada, mientras que las 10 siguientes tendrán dos plazas cada una.
 
Los primeros pasos de estos cambios comenzaron en 2018, cuando la Confederación del Viejo Continente decidió darle una entidad propia al torneo femenino: hasta ese momento, la final de mujeres se jugaba en la misma sede y la misma semana que la de los hombres, como una suerte de “partido preliminar”. Ya en la temporada pasada, la gran definición fue un evento con peso propio y se disputó en Budapest en mayo, mientras que la masculina se jugó en Madrid y en junio. 



 
En cuanto al dinero, a pesar de que en la actual temporada la UEFA incrementó los montos para la Champions League femenina, la inequidad es absoluta. Entre las mujeres, los premios se reparten de la siguiente manera:
  • Por participar en la ronda inicial de 32 equipos: € 70.000
  • Por participar en la ronda de 16: €75.000
  • Por participar en los cuartos de final: € 80.000
  • Por participar en las semifinales: € 85.000
  • Finalista: € 100.000
  • Campeón: € 150.000
Es decir, el ganador del torneo embolsará 460 mil euros, mientras que un equipo que llegue a los cuartos de final se quedará con 225 mil.
 
Desde la edición anterior a la actual, el incremento de dinero repartido en el certamen aumentó un 238% (de €1.650.000 a €4.670.000). Entre otros motivos, la suba se debió a los reclamos de algunas ligas que no llegaban a cubrir los gastos básicos con el monto magro que se les otorgaba en cada fase clasificatoria (€20.000 para todas las etapas previas a la final: 16avos, 8avos, 4tos y semifinales). Sin embargo, llamativamente, el premio por salir campeonas de la Champions League descendió un 40% el último año: el campeón 2019, Olympique de Lyon, se llevó €250.000 por haberse quedado con el trofeo.

Cuando repasamos estos números en contraste con la edición de los hombres, la brecha que aparece es abismal. Si bien es conocido el argumento de que en los deportes de mujeres los montos suelen ser menores porque “no generan los ingresos necesarios”, también es una realidad que muchas veces las inversiones realizadas no crecen de la mano con el real avance que hacen esas disciplinas desde lo deportivo y desde los resultados.
 
El flamante campeón de la edición masculina es el Bayern Munich, que se consagró tras vencer este fin de semana al PSG por 1-0 en Lisboa, donde se disputó toda la etapa final del torneo tras el parate por la pandemia de coronavirus. En total, el conjunto alemán embolsó 82,45 millones de euros sólo en concepto de premios. El conjunto femenino que se corone este domingo en San Sebastián conseguirá apenas un 0,6% de ese monto.
 
 
Al igual que con la versión de mujeres, desde la temporada pasada, la UEFA decidió aplicar un nuevo sistema de reparto de dinero también para la competencia de los hombres. Esto se suma al aumento del 53% vigente desde la temporada pasada.
               
Los clubes que arrancaron en la fase de grupos de la Champions masculina 2019-20 se aseguraron €15.250.000 sólo por participar. En tanto, los premios según fases y resultados, fue el siguiente:
  • Victoria en la fase de grupos: € 2.700.000
  • Empate en la fase de grupos: € 900.000
  • Clasificación a octavos de final: € 9.500.000
  • Clasificación a cuartos de final: € 10.500.000
  • Clasificación a semifinales: € 12.000.000
  • Por disputar la final: € 15.000.000
  • Por salir campeón: € 4.000.000
El ganador del certamen, además, clasifica para la próxima Supercopa de Europa, lo que se traduce en €3.5000.000 más para el club en cuestión. A toda esa suma, también se añade otro ingreso de €32.000.000 por el ranking de coeficientes. En ¿resumidas? cuentas, el Bayern Munich se hizo en la última Champions League con un total de €117.950.000. Una cifra que representa 25 veces el total del dinero que se reparten entre los 32 clubes que participan de la edición femenina.

Buscar

V
BUSCAR