LA PROFESIONALIZACIÓN ES LA CLAVE

Conocé la historia de las ligas que son potencia en el fútbol femenino mundial

23 de enero de 2020 - 17:36 hs  |  Luty Gargini

A semanas de que se reanude el Torneo de Primera División femenina en Argentina y a poco tiempo de que se cumpla un año de su semiprofesionalización, nos preguntamos qué pasa en las ligas de los países que hoy son potencia a nivel selección.
El fútbol femenino viene mostrando un crecimiento exponencial en los últimos años. En concordancia con estos avances, en Argentina se está disputando la primera temporada semiprofesional, algo que otras ligas del mundo consiguieron hace algún tiempo. No casualmente en los países que hoy son potencia. A días de que se reanude el torneo local, repasamos la historia de las mejores ligas femeninas del mundo.

LIGA DE ESTADOS UNIDOS: NATIONAL WOMEN'S SOCCER LEAGUE (NWSL)

Estados Unidos es el primer campeón mundial de la historia. Obtuvo ese título en la Primera Copa del Mundo, China 1991, una hazaña que ya ha cumplido 28 años. Aquella conquista logró poner al fútbol femenino en la agenda y fue también el primer puntapié para un  desarrollo que, con el tiempo, redundaría en tres títulos mundiales más, un subcampeonato y tres bronces.
 
Además de los resultados futbolísticos, existen otros factores que respaldan el liderazgo de Estados Unidos. Actores sociales como las universidades, con sus becas estudiantiles y políticas igualitarias; o leyes federales como la Title IX, que en 1972 dispuso que dichas instituciones deben generar las mismas condiciones de presupuesto, infraestructuras y herramientas para los deportes masculinos y femeninos, dieron un empujón importante.
 
El fútbol femenino norteamericano es profesional, las jugadoras actualmente pueden vivir de él. Sin embargo, el camino para convertirse en la gran potencia mundial tuvo sus idas y vueltas. El primer torneo comenzó a jugarse en el año 2009 pero en 2011 debió ser interrumpido por falta de sponsors. En 2013 la máxima categoría retornó a las canchas con el nombre de National Women's Soccer League y a partir de ese momento no ha parado de crecer, convirtiéndose en una Liga de referencia para todas las jugadoras de elite.

El pago de sueldos, el protagonismo del deporte como herramienta clave del sistema educativo y las leyes que le dan un marco institucional a los proyectos, han ayudado mucho.Pero no es lo único para resaltar de este proceso. El público llenando las canchas y las empresas con su apoyo económico también hicieron su parte. Y, claro está, también lo hicieron las jugadoras, no solo con sus logros deportivos sino también con sus reclamos para alcanzar la igualdad con sus pares varones. Estrellas mundiales como Alex Morgan o Megan Rapinoe han sido referentes claves en esa lucha.
 
LIGA DE HOLANDA: ERIDIVISIE VROUWEN

En comparación con otras potencias mundiales, Holanda tiene la Liga con menos historia y desarrollo. Su debut fue en 2007, con un total de seis equipos, pero por dificultades económicas esta experiencia duró solo cinco temporadas. La Eridivisie fue reemplazada por una competencia mixta llamada BeNe que incluía equipos belgas, pero tampoco funcionó y al poco tiempo fue suspendida. Recién se restableció en 2015, con nueve clubes en competencia (PSV, FC Twente, Ajax, ADO La Haya, PEC Zwolle, Alkmaar, SC Heerenveen, Excelsior Barendrecht y Achilles '29), y continúa disputándose hasta el día de hoy.
 
A pesar del accidentado recorrido histórico de su fútbol femenino, desde la reconstrucción de la liga hace cuatro años, Holanda ha generado jugadoras de gran nivel como la ganadora del Balón de Oro Lieke Martens, la potente Jackie Groenen o la delantera Shanice Van Sanden. El seleccionado también viene en un franco y prometedor crecimiento . En 2015 jugó su primer Mundial, en 2017 obtuvo su primera Eurocopa y este año, en Francia 2019, jugó la primera final del Mundo en su historia.
 
Para tener otra mirada sobre el desarrollo del fútbol holandés, también sirve conocer la historia de su actual DT y ex futbolista Sarina Wiegman. Podés leerla, acá.
 
LIGA DE SUECIA: DAMALLSVENSKAN

Suecia ostenta una liga femenina de excelente nivel y sus jugadoras son profesionales. Tiene una historia de larga data y por ella han pasado grandes figuras mundiales como Christen Press de Estados Unidos o la brasileña Marta. El torneo femenino fue creado en 1973, año en el que también debutó, pero debieron pasar 15 más para que se funde la actual Damallsvevnskan. Esta división se compone de 12 equipos con una modalidad de todos contra todos con partidos de ida y vuelta. Además, otorga dos plazas en la Champions League para sus campeonas y subcampeonas.
 
A nivel continental, Suecia tiene dos títulos de Champions League obtenidos por el Umea I.K. (2003 y 2004) y uno a nivel selecciones (1984). En mundiales aún no ha conseguido el trofeo mayor pero sí cuenta con un subcampeonato y tres bronces, el último obtenido en Francia 2019.
 
LIGA INGLESA: WOMEN'S SUPER LEAGUE

Inglaterra cuenta en su historia con la primera liga de fútbol masculina disputada en el mundo: la Football League en 1898. Sin embargo, sus mujeres tuvieron que esperar un siglo para poder competir. La FA Women's Premier League fue fundada en 1991, aunque se trataba de una liga amateur. Fue recién una década más tarde que la Asociación Inglesa decidió convertirla en una categoría semiprofesional de ocho equipos, hasta profesionalizarla por completo en 2018.

Con los cambios estructurales no solo se mejoraron las condiciones para las jugadoras, sino que también la cantidad de equipos en competencia se amplió a once. El acuerdo de profesionalización inglés, además, obliga a los clubes a tener una liga juvenil femenina y a conseguir sponsors. También deben presentar regularmente los balances correspondientes que demuestren su estabilidad económica, en pos de que los salarios sean pagados en tiempo y forma.

La Superliga Femenina Inglesa, al igual que la sueca, entrega dos plazas para la Champions League a sus campeonas y subcampeonas. El único equipo femenino inglés en conseguir un título continental fue el Arsenal en 2006, que, además ostenta once campeonatos nacionales.
 
LIGA ALEMANA: BUNDESLIGA

En 1955 la Federación Alemana de Fútbol votó la prohibición del fútbol femenino por considerarlo una actividad violenta que se contradecía con la naturaleza femenina. A pesar de esta censura, la práctica de la disciplina creció durante toda la década siguiente, hasta que finalmente en 1970 el Congreso de Travemünde levantó la prohibición. ¿El motivo? Se sabía que en el país había más de 50.000 mujeres jugando al fútbol en la clandestinidad y el temor a que se organicen y funden su propia federación los obligó a retroceder. En la actualidad, Alemania posee junto a Suecia y Francia una de las mejores ligas nacionales del planeta.
 
La organización del torneo alemán femenino comenzó en los años 80. Se consolidó a través de las ligas regionales y dos años después se creó oficialmente la primera selección nacional. Las tratativas para crear una Liga profesional y más desarrollada comenzaron en 1986 pero recién en 1989, con la obtención de la primera Eurocopa, la disciplina recibió el impulso definitivo. Fue así que en 1990 el Congreso de Tréveris decidió crear la Bundesliga femenina.
 
La competición nacional en Alemania inicia en agosto y dura hasta mayo, con un receso invernal de seis semanas en el medio. Se trata también de un torneo de todos contra todos, en la que tanto el campeón como el subcampeón clasifican a la Champions League. En dicho certamen Alemania muestra una hegemonía histórica que logró ser interrumpida recién en 2010 por el Olympique de Lyon. Nueve de estas Copas han ido para algún club alemán desde su creación: cuatro para el FFC Frankfurt, dos para el FFC Turbine Potsdam, una para el FCR Duisburg y dos para el VFL Wolfsburg. A nivel continental, por su parte, la selección germana ha logrado hasta hoy hacerse de ocho títulos europeos. 
 
LIGA FRANCESA: DIVISION 1 FÉMININE

La primera Liga femenina francesa comenzó a disputarse en 1918 pero luego de 12 temporadas ininterrumpidas fue suspendida: el fútbol femenino había sido prohibido en ese país. La disciplina fue restablecida en 1975 y la Division 1 fémenine volvió a las canchas con fondos aportados por la Federación Francesa de Fútbol. Se profesionalizó recién en la temporada 2009-2010 y desde ese momento las jugadoras que participan en sus equipos pueden vivir del fútbol.
 
En la actualidad es considerada la segunda mejor liga del Mundo. Cuenta con 12 equipos, que se enfrentan todos contra todos en partidos de ida y vuelta, y otorga una sola plaza para la Champions League.
 
Su equipo más notable es el Olympique de Lyon, campeón vigente de Europa. Cuenta 17 títulos nacionales y es el único que tiene en su vitrina la Copa de Campeonas de Europa. Consiguió este trofeo en seis oportunidades, cuatro de ellos en forma consecutiva, y además en 2012 se consagró campeón en el Mundial de Clubes.
 
LIGA DE ESPAÑA: PRIMERA DIVISIÓN FEMENINA

El fútbol femenino de Primera División en España es actualmente profesional y lleva más de 30 años ininterrumpidos de actividad, aunque en el medio ha sufrido algunos cambios en su nombre y en su sistema de competencia.
 
En 1988 se fundó la Liga Nacional Femenina que duró 8 años. Luego, de 1996 al 2001, se disputó la División de Honor Femenina que fue reemplazada por la Superliga Femenina durante una década, hasta que en 2011 se fundó la Primera División Femenina, conocida hoy como Liga Iberdrola.
 
Cuenta con 12 equipos que juegan todos contra todos y otorga la clasificación a la Champions League para el campeón. El primer equipo español en disputar una final en este certamen fue el Barcelona en 2019, derrotado por el Olympique de Lyon.

Tras más de 12 meses de negociación, actualmente las jugadoras españolas se encuentran en negociación para firmar el primer convenio colectivo de trabajo de su historia. La rubrica se encuentra postergada debido al litigio de algunos clubes en cuanto a la televisación de sus propios partidos, pero se espera que se concrete en los próximos meses.
 
LIGA NORUEGA: TOPSSERIEN

Las primeras ligas femeninas en Noruega, fundadas en 1977, fueron regionales. Este sistema se mantuvo hasta 1984, interrumpido por la creación de la Primera División femenina. Dicha liga estaba dividida en tres grupos: Grupo del Este, Grupo del Oeste y Grupo del Centro. En 1986 la competencia fue modificada para que se sumaran algunos equipos del norte del país, pero esta distribución duró solamente un año. En 1987 los grupos fueron eliminados y la liga pasó a ser nacional. La división femenina noruega tuvo varios nombres: Primera División, Eliteserien y Toppserien, tal como se la conoce hasta el día de hoy.​

Esta división es actualmente profesional y está integrada por 12 equipos que juegan todos contra todos en partidos de ida y vuelta, en una temporada que va desde abril hasta octubre.

Buscar

V
BUSCAR