El capitán y arquero alemán, Manuel Neuer, quien en varias ocasiones salió a jugar con la cinta con los colores del arcoíris, fue notificado por la FIFA que no podía usar el distintivo a favor de la comunidad LGTBIQ+ e inclusive antes del encuentro los árbitros le revisaron con cuidado el brazalete.

De todos modos, el arquero salió a jugar con esos colores en sus botines y fue uno de los promotores de la foto del equipo con las manos sobre la boca, en clara señal de la falta de libertad de expresión.

Players of Germany gesture as they pose for the group picture ahead of the Qatar 2022 World Cup Group E football match between Germany and Japan at the Khalifa International Stadium in Doha on November 23, 2022. (Photo by Ina Fassbender / AFP)

El seleccionado de Alemania recurrió al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) por la decisión de la FIFA de prohibir el uso del brazalete arcoíris One Love en Qatar.

En ese contexto, Stefan Simon, portavoz de la Federación alemana de fútbol, reveló, en declaraciones al diario Bild, que ya han puesto en marcha acciones legales contra la FIFA tras su rechazo a que Neuer llevara el brazalete arcoíris.

“Queremos aclarar si su procedimiento es realmente legítimo”, destacó Simon, ante los reproches del organismo que preside Gianni Infantino, que aseguró que llevar ese brazalete sería similar al de llevar “uno político”.

Las selecciones de Inglaterra, Gales, Bélgica, Dinamarca, Países Bajos, Alemania y Suiza se vieron obligadas esta semana a renunciar a portar el distintivo tras las amenazas que la FIFA hizo a los capitanes de cada equipo.

En el comunicado conjunto que emitieron los siete países se informaba que la FIFA les aseguró que, en caso de portar el brazalete arcoíris, los futbolistas se podrían enfrentar a “sanciones deportivas”.

La iniciativa de las mencionadas selecciones y varios jugadores para protestar contra la discriminación del colectivo LGTBIQ+ en Qatar generó polémicas en la FIFA y ahora la decisión final la tiene el TAS.

Fuente: Télam