El director técnico del seleccionado argentino, Lionel Scaloni, deberá rearmar el equipo para enfrentar el próximo martes a Croacia por la semifinal del Mundial de Qatar 2022 por la suspensión de Marcos Acuña y las dudas en torno al estado físico de Ángel Di María y Rodrigo De Paul.

Luego de cinco partidos en la Copa del Mundo, el cuerpo técnico tendrá por primera vez dos bajas por suspensión por las tarjetas amarillas que recibieron Marcos Acuña y Gonzalo Montiel durante el partido contra Países Bajos (2-2) que se definió en la definición con tiros desde el punto penal.

De las dos, no obstante, la ausencia del “Huevo” es la más significante ya que fue titular en los últimos cuatro partidos.

Nicolás Tagliafico, quien seguramente ingresará en su lugar, empezó el Mundial como titular pero después de la derrota ante Arabia Saudita (2-1) en el debut no sumó minutos contra México pero sí entró por Acuña ante Polonia, Australia y Países Bajos.

La composición del resto de la defensa es donde surge la primera duda ya que la línea de cinco cumplió su función ante Países Bajos y es un recurso táctico que Scaloni valora pero su continuidad o no dependerá de la evolución física de Ángel Di María.

El rosarino se perdió el partido contra Australia (2-1) por una molestia muscular que sintió contra Polonia.

En octavos de final ni siquiera pudo estar en el banco de suplentes y fue reemplazado por Alejandro Gómez y ante su imposibilidad de jugar desde el arranque contra Países Bajos, Scaloni decidió armar la línea de cinco con el ingreso de Lisandro Martínez.

El “Fideo” recién reapareció para jugar los últimos ocho minutos del segundo tiempo de la prórroga y en el primer entrenamiento solo realizó trabajos diferenciados junto a “Papu” Gómez.

En el mediocampo la atención estará puesta en la recuperación de Rodrigo De Paul, que jugó con una molestia en el isquiotibial de la pierna derecha contra los neerlandeses.

El “Motor” del seleccionado había completado todos los partidos de la Copa del Mundo pero ante Países Bajos aguantó 65 minutos y fue reemplazado por primera vez en el torneo para la entrada de Leandro Paredes.

La zona media se completará con las dos piezas fijas que encontró Scaloni durante la estadía en Qatar: Alexis Mac Allister y Enzo Fernández.

El pampeano se metió entre los once iniciales contra México, no salió más y aportó un gol clave contra Polonia.

El ex River Plate, por su lado, empezó a jugar desde el inicio ante los polacos tras su gran ingreso contra México con gol incluido y desplazó al banco de suplentes a un histórico del ciclo como Leandro Paredes.

En ofensiva el panorama parece estar más claro con la presencia inalterable de Lionel Messi y Julián Álvarez.

Lautaro Martínez, quien pateó el penal decisivo y definió la serie contra los neerlandeses, entró mucho más activo y tuvo situaciones para marcar. Según reveló el propio jugador en el diálogo con la prensa en zona mixta se siente mejor de la molestia en el tobillo derecho que lo tuvo a maltraer en los primeros partidos.

Con la salida de De Paul, solo quedan tres futbolistas que completaron los cinco partidos: Emiliano Martínez, Nicolás Otamendi y Lionel Messi.

Dos de ellos, Messi (35) y Otamendi (34), son los más grandes del plantel por debajo de Franco Armani (36).

El arquero de River Plate también es uno de los cinco futbolistas que no ingresó a la cancha durante el Mundial junto a Gerónimo Rulli, Juan Foyth, Ángel Correa y Paulo Dybala.

El juvenil Thiago Almada jugó 6 minutos contra Polonia y Exequiel Palacios completó 31 entre México y Australia.

El entrenamiento de mañana también será importante para terminar con la evaluación física de los jugadores que disputaron la mayoría de los 120 minutos contra los europeos.

La práctica comenzará a 12 (18 de Qatar), será cerrada a la prensa y el lunes se volverá a abrir -a la misma hora- para los primeros quince minutos que exige la FIFA.

La semifinal contra Croacia será el martes a las 16 en el estadio Lusail, donde la Argentina ya enfrentó a Arabia Saudita, México y Países Bajos.

Fuente: Télam